Refresco de ruibarbo

 

Ahora que parecía que venía por fin el verano voy y me pongo a preparar refrescos. Y a los dos días comienza a nevar de nuevo. Pero como todo termina pasando, os dejo la receta del refresco de ruibarbo para cuando caliente el sol.

Para los que me conocéis, ya sabéis que soy un entusiasta del ruibarbo; una planta que apareció en nuestro huerto cuando era niño y que hasta hace unos años nadie de la familia se atrevió a probar. Con esto ya se ve que es una planta resistente y que vive muchos años. Doy fe que la cavamos muchos años y no fuimos capaces de exterminarla, ¡y menos mal, ahora nos encanta!

RuibRuibarbo (foto: wikipedia)

Es una planta de la familia de las acederas. Tiene un potente rizoma del que surgen directamente grandes hojas con gruesos peciolos rojizos. Precisamente es el peciolo o penca lo que se aprovecha de esta planta. Si la penca esta tierna no es necesario pelarla, pero si se recolecta más adelante puede resultar conveniente quitar con un cuchillo la piel más fibrosa.

Tiene un fuerte sabor ácido, en parte debido a su concentración de ácido oxálico. Este ácido puede llegar a resultar tóxico, pudiendo generar piedras en el riñón. Pero no hay que asustarse, las pencas concentran menos ácido que las hojas, motivo por el que éstas no se comen.

Su uso suele estar asociado a la repostería, en tartas y bizcochos. Simplemente cortado en trozos de un par de centímetros y salteado con mantequilla y azúcar puede ser añadido a cualquier tarta. Os dejo alguna receta como esta tarta de ruibarbo o crumble de ruibarbo.

Ruib3(Foto: Fighting tiger)

Pero también se encuentra en platos salados, como acompañamiento de pescados o carnes dulces, como el pato. En Noruega se realiza una sopa de ruibarbo. Y en Italia realizan una bebida alcohólica que toma el nombre de calabaza y ruibarbo: Zucca Rabarbaro. Este licor era un símbolo de sofisticación en Milán. El Rey Vittorio Emanuele insistió en que se sirviese en la corte real, y muchos restaurantes lo comenzaron a servir también. Incluso prestó su nombre a un famoso café de Milán que era frecuentado por los compositores y artistas conocidos.

Todavía no es frecuente encontrarlo fresco en los mercados, aunque algunas empresas locales ya lo comercializan en conserva, como esta mermelada de ruibarbo del Monte de Tabuyo. Para conservarlo, además de la mermelada o el chutney, el ruibarbo se puede congelar. Para ello podéis cortarlo en trozos de un tres o cuatro centímetros y extenderlos sobre una bandeja del congelador. Una vez congelado se puede introducir en una bolsa o envasar al vacío. De este modo no se pegarán unos trozos a otros y podremos sacar la cantidad necesaria para cada receta. Es conveniente tenerlo bien cerrado en el congelador porque si no se secará y tomará olores extraños.

Y por último, volviendo a mi refresco, indicaros que también resulta muy adecuado para coctelería, con y sin alcohol. En este caso os dejo un refresco, adecuado para los más pequeños, con ruibarbo y fresa, y los más atrevidos podéis aderezarlo con unas gotas de ginebra o vodka.Refresco de ruibarbo

Ingredientes

  • 1 tallo de ruibarbo
  • 1 fresa
  • 1 cucharada de azúcar
  • Tónica
  • Hielo

Preparación

En una licuadora obtenemos el zumo de la fresa y del ruibarbo. Si no nos gusta mucho el sabor ácido en los refrescos podemos disolver una cucharada de azúcar en este zumo. Añadimos unos cubitos de hielo para que esté bien frío y servimos la tónica en el mismo vaso. ¡Y a disfrutar de la piscina!

 

Anuncios

2 comentarios en “Refresco de ruibarbo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s