Helado de melón con jengibre

Ya sabéis que me pierden los helados. Y no podía dejar pasar el verano sin probar alguna receta nueva. Aunque siempre repito con el de limón, todo un clásico, o de tarta de queso.

Esta vez he adaptado una receta del blog SpoonForkBacon, en el que realizan un curioso helado salado de melón y jengibre. Sin embargo, aunque al melón le acompañan bien las cosas saladas, he creído que el aporte del jengibre es suficiente contraste y evitamos así subidas de tensión. Pero para acompañarlo he añadido una gelatina de salvia y jengibre confitado.

melon

Para el uso del jengibre os recomiendo un truco bien sencillo. Si no lo usamos frecuentemente lo podemos tener siempre disponible en el congelador. Yo lo troceo, sin pelar, en piezas de diferente tamaño y lo congelo en una bolsita zip. Cuando lo necesito saco el trozo que me convenga, lo pelo y lo rallo congelado directamente. Queda fenomenal.

Aquí os dejo la receta para una heladera de litro y medio:

Ingredientes

  • 400 ml de nata de montare montar o doble
  • 300 ml de leche entera
  • 5 yemas de huevo
  • 150 g de azúcar
  • 15 g de jengibre fresco
  • ½ melón cantalupo o galia

Preparación

Para hacer la base del helado calentamos en una cazuela la nata, 250 ml de leche y el jengibre finamente rayado. En cuanto rompa a hervir apagamos el fuego y dejamos infusionar tapado unos 15 minutos. Se puede añadir más o menos jengibre a gusto de cada cual.

Aparte batimos bien, hasta blanquear, las yemas con el azúcar. Añadimos la mezcla anterior, poco a poco, batiendo constantemente. Cuando esté bien mezclado volvemos a calentar la mezcla, esta vez sin que llegue a hervir. Se puede hacer con ayuda de un termómetro, calentando hasta los 80ºC, o bien al baño maría, hasta que la mezcla espese ligeramente.

Dejamos enfriar la mezcla en la nevera unas horas hasta que esté bien fría. Esta mezcla se puede colar para quitar las fibras de jengibre, aunque si está bien rayado no se van a apreciar.

Limpiamos bien el melón, quitando las pepitas, y lo trituramos con una batidora junto con el resto de la leche. Lo mezclamos con la base del helado y lo introducimos en la heladera, unos 15 minutos, hasta que se forme el helado. Se aprecia cuando la mezcla está consistente y ha aumentado su volumen.

Helado1Para la gelatina de salvia, utilizamos unas seis u ocho hojas recién cogidas y las trituramos en 250 ml de agua. Lo calentamos en una cazuela, sin que llegue a hervir y dejamos infusionar unos minutos. Luego lo colamos. Colocamos 4 hojas de gelatina en agua bien fría para que se hidrate. Las añadimos a la infusión y la calentamos de nuevo para que se disuelva bien. La pasamos a un molde y dejamos enfriar unas horas en la nevera hasta que cuaje.

Podemos acompañar además el helado y la gelatina con unas tejas, bizcocho, caramelo… o una fina rodaja de jamón.

Anuncios

Un comentario en “Helado de melón con jengibre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s