Conejo escabechado

En casa criamos algunos conejos y, de vez en cuando, alguno tiene a bien darse un paseo por la cocina. Lo habitual es que acaben guisados del modo tradicional o acompañando unas patatas. Pero seguro que esas recetas “de madre” las tenéis más que dominadas.

Así que aprovechando que el verano aún no se ha ido, os propongo una receta de conejo escabechado que puede aprovecharse en caliente, con unas patatas asadas, o en frío, desmigado, por ejemplo, en una ensalada.

Conejo escabechado

La ventaja de los escabechados es que la cantidad de aceite y vinagre los convierte en una semiconserva, así que podemos almacenarlo en nuestro frigorífico durante algunas semanas. Y esta misma receta se puede realizar también con pollo, pavo, codornices, perdices…

Ingredientes:

  • Un conejo
  • Una zanahoria
  • Media cebolla, cebolleta o puerro
  • Cuatro o cinco dientes de ajo
  • Una hoja de laurel
  • Unos 15 granos de pimienta
  • Un ramillete de especias al gusto de cada cual (tomillo, orégano, romero, salvia…)
  • Un vaso de aceite (250 ml aprox.)
  • Medio vaso de vinagre (125 ml aprox.)
  • Medio vaso de vino blanco (125 ml aprox.)

Preparación:

En primer lugar es conveniente limpiar bien el conejo y trocearlo. Para esta receta yo no aprovecho los riñones e hígado y le quito bien toda la grasa, pues una vez cocinado es más difícil de ver. Lo salamos al gusto.

En una olla exprés freímos, en la mitad del aceite, el conejo, por partes, hasta que quede bien dorado.  Vamos retirando las piezas fritas a un plato y friendo el resto. Una vez terminemos, añadimos todos los ingredientes: el vinagre, el vino, el resto del aceite, las verduras y especias. He introducimos también el conejo frito. Podemos añadir un poco de sal este caldo.

Conejo en escabeche

En mi caso, que tengo una olla un poco antigua y sin niveles de cocción, lo dejo unos 20 minutos, hasta que el conejo se deshace ligeramente. Y listo. Poco nos queda por hacer. Podemos meterlo directamente en un recipiente hermético, bien cubierto del caldo, si lo queremos servir en piezas completas. O bien deshuesarlo previamente; de este modo nos quedará como el bonito en lata, más adecuado para ensaladas o para preparar unos canapés. Yo suelo quitarle los ajos y la cebolla, pues se deshacen completamente en el caldo. ¡Pero no los tiro! Me los como en el momento… ¡son ajos escabechados!

Conejo en escabeche

Por último, acordaros de guardarlo en la nevera, siempre cubierto de aceite. De este modo podemos guardarlo unas semanas. Y creedme, si tenéis paciencia de dejarlo al menos un par de semanas, y dando vuelta al tarro cada pocos días, mejora considerablemente. ¡A disfrutarlo!

Conejo en escabeche

Anuncios

Un comentario en “Conejo escabechado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s