Archivo de la etiqueta: Fusilli

Pasta con brécol y anchoas

A veces nos atascamos con los típicos macarrones con tomate o una ensalada de pasta ahora en verano. Con suerte una carbonara o una buena boloñesa (que poco tiene que ver con esos macarrones con tomate).

Brec04

La receta que os traigo hoy es diferente, sabrosa, con una buena ración de verdura y fácil de hacer. Además de deliciosa para los amantes del ajo. Con brécol, ajo y anchoas conseguimos una salsa de aspecto semejante al pesto, pero con un sabor único. Probadlo, pasará a ser una receta habitual en vuestras comidas.

Brec01

Ingredientes (para 4 personas)

  • 300 g de pasta (farfalle, fusilli o similar)
  • 1 brécol
  • 1 lata de anchoas
  • 4 o 5 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso parmesano rallado

Preparación

Comenzamos por la salsa, para tenerla preparada para añadírsela luego a la pasta recién cocida. Cocemos el brécol en abundante agua y con poca sal (o ninguna si coméis soso). Tiene que quedar bien cocido.

Cuando lo tengamos listo, en una sartén freímos a fuego suave los ajos laminados. No hace falta añadir mucho aceite, pues es mejor añadirlo al final. No os de miedo echar cuatro o cinco buenos dientes de ajo (o más si son pequeños). Aunque parece mentira, luego no sabe fuerte a ajo.  Cuando se comiencen a dorar, añadimos la lata de anchoas, con su aceite y todo. Usad unas buenas anchoas, porque no es agradable encontrar luego espinas en la pasta.

Brec02

En cosa de un minuto las anchoas empezarán a deshacerse en el aceite. Añadimos entonces el brécol, y lo vamos triturando con un tenedor. Al final tenemos que conseguir una pasta similar al pesto. Si queda muy espesa o si os gusta con más cremosa, se puede añadir ahora un poco de aceite de oliva. También probad el punto de sal. Si el brécol se cuece sin sal, con la sal de las anchoas suele ser suficiente. Si lo necesitáis más soso, añadid menos anchoas o algunas que vienen con poca sal.

Brec03

Ya sólo nos queda cocer la pasta según las indicaciones de la misma, en abundante agua y un poco de sal (sin aceite, que no hace falta). Cuando escurráis la pasta, dejadle siempre un poco del agua de cocción para añadir a vuestras salsas y que no queden muy secas. Le añadimos nuestra salsa de brécol y queso parmesano rallado a gusto.

Brec05

Os dejo como opcional añadirle unos frutos secos: piñones o nueces.

Anuncios